WRC – Wildlife Recovery Centers


Encontramos miles de animales cada año en nuestros bosques y en nuestras costas gravemente heridos. Las causas son diversas y desgraciadamente la mano del hombre es factor común en buena parte de ellas. La mayoría de las veces el daño se realiza de forma involuntaria: atropellos, electrocuciones debido a instalaciones obsoletas del tendido eléctrico, envenenamiento por cartuchos de caza, golpes contra ventanales, traumatismos producidos por las hélices de embarcaciones, ingesta de anzuelos, o enredarse con redes perdidas de alguna barca de pesca serían algunas de ellas. Otras como la captura ilegal e indiscriminada de pájaros, generalmente de canto, o las prácticas de tiro sobre presas provocan daños intencionados a un elevado número de especies.
Para paliar en lo posible estos incidentes, se crearon los Centros de Recuperación de Fauna Salvaje, lugares donde, veterinarios, biólogos, agentes forestales y voluntarios, recogen, curan, alimentan, recuperan, reintroducen o ayudan a morir, en el peor de los casos, a la fauna salvaje de nuestro país. Estas instituciones son tanto de iniciativa privada como pública y trabajan las 24 horas del día y todos los días de año.
Asimismo se amplían las funciones integrando también la preservación de las especies en peligro de extinción (según IUCN red list), incluyendo en este programa la cría en cautividad para su posterior introducción en el medio natural.