Tree (bosque quemado)


Bosque quemado, es una serie de fotografías que he realizado como metáfora de los incendios que año tras año asolan los bosques de casi todos los países de la tierra. La cerilla como elemento básico, mínimo, imprescindible y esencial para iniciar un incendio, pero en esta obra a su vez se convierte en el propio bosque. La disposición vertical y perfectamente alineada de los fósforos sobre una base de madera reproduciendo la palabra TREE a los que he prendido fuego, evoca la destrucción, y a la vez ese intento muchas veces fallido de la reforestación, árboles de tronco hierático, en perfecta hilera, que vistos desde cualquier ángulo nos llevan inevitablemente a la línea recta, por otra parte ausente en la naturaleza.
Esta obra al igual que ocurre en la realidad nos deja únicamente troncos quemados total o parcialmente, deformados, retorcidos, desolación y un rastro de cenizas, de manchas, de sombras ennegrecidas, de fantasmas de lo que un día fue un bosque.