Silenci


“Jueves Santo, ya ha anochecido. El centro histórico de Badalona se encuentra sumido en la penumbra, sólo iluminado por el tenue resplandor de las velas que los vecinos colocan en las ventanas. Crespones negros cuelgan de los balcones. La consigna es clara: silencio y oscuridad, que ponen de manifiesto el carácter íntimo y el recogimiento con el que viven los fieles estos actos. A partir de las 10 de la noche los devotos se dan cita en la iglesia de Santa María llevando los cirios que serán la única luz que les guie el camino. Empieza la procesión en el más profundo de los silencios, sólo roto por el canto monótono de los niños que encabezan las distintas cofradías: “Record i memòria de la Passió…”
En España, la Semana Santa es una de las celebraciones religiosas que más intensamente viven los creyentes. En ella rememoran la Pasión y Muerte de Jesucristo con un sentimiento hondo y arraigado. En Badalona, se celebra una de las más antiguas que existe documentada por escrito, data de 1628. Se caracteriza por su sobriedad, ya que transcurre por las estrechas calles del barrio más antiguo de la ciudad en la más absoluta oscuridad y silencio. Muchas horas de estudio y dedicación, llevan a hombres, mujeres, niñas y niños a invertir cada año parte de su tiempo en rescatar la historia y mantenerla viva. Este es el resultado de dicho trabajo.